Iniciación a la prevención en Riesgos Laborales (gratuito)

  • Reme
  • 33 (Registered)
  • (0 Reviews)

Módulo 3. Interpretaciones de la normativa

Precisiones:

La obligación de formación se refiere no sólo específicamente a aquellos que desempeñan tareas específicas de prevención (trabajadores designados, delegados de prevención, representantes de los trabajadores, según los arts. 30 y 37 LPRL), sino también a todos los trabajadores en relación con su puesto de trabajo.

Es una obligación de resultado.

Cuando se trate de trabajadores cedidos por una ETT es la ETT la obligada a dar formación (art. 28.5 LPRL). Si bien también la empresa usuaria puede verse obligada  cuando la necesidad de formación surja de vicisitudes durante la puesta a disposición del trabajador (Fernández López).

En caso de contratas y subcontratas, la empresa principal debe garantizar que la lleven a cabo aquellas (art. 42.2 LPRL).

Ha de ser teórica, práctica y dinámica (inicial y sobrevenida cuando se modifiquen las funciones o cambie de puesto de trabajo, o los equipos de trabajo o las condiciones del puesto de trabajo).

Abarca tanto la prevención como la reparación.

La Ley no especifica ni los medios ni las personas que la llevarán  a cabo, pero en todo caso será dentro de la jornada laboral y se computará como tiempo de trabajo (art. 19.2 LPRL), sin que sea posible trasladar sus costes al trabajador.

Es una obligación empresarial (art. 14 LPRL) cuyo incumplimiento constituye una infracción grave o muy grave (arts. 12.8 y 13.4 LISOS, respectivamente).

También es la vez una obligación del trabajador (derecho/deber). Su colaboración es necesaria para el cumplimiento del deber empresarial. El trabajador podrá, en consecuencia, ser sancionado, si no observa los preceptos en materia de seguridad, pero para ello debe haber recibido previamente la formación adecuada (Art. 29.2 LPRL).

 

error: El contenido está protegido